La Dirección Nacional de Escuelas se encuentra sujeta a inspección y vigilancia por parte del Ministerio de Educación Nacional (Según lo dispuesto en el artículo 39 del decreto 1295 de 2010).